domingo, 4 de junio de 2017

Un monton de nada

ACASSUSO 0 –DEFENSORES 0




LA SINTESIS:

Estadio: República de Armenia

Horario: 14,05 horas

Fecha: 4 de junio de 2017

Público: 250 personas aproximadamente.

Acassuso  Julio Salvá; Guillermo Santana, Manuel Capasso, Nicolás Pizarro, Rodrigo Chao; Julián Giménez, Matías Rojas, Esteban Pipino, Gustavo Fernández; Alan Sánchez y Emir Ham.
Suplentes: Mariano Monllor, Matías Miguez, Gonzalo Bozzoni, Matías Etchegoyen, Agustín Auzmendi, Lazaro Romero y Leonel Corradino. DT: Blas Giunta

 Defensores de Belgrano Albano Anconetani; Matías Zacarías, Gonzalo Aguirre, Juan Manuel Sosa, Gonzalo García; Fernando Enrique, Lautaro Mur, Franco Aragón, Leonardo Baima; Ezequiel Aguirre y Emiliano Terzaghi
Suplentes: Mariano Mittelman, Eduardo Talarico, Emmanuel Cruz, Alexis Palacios, Miguel Escobar, Jonathan Osan y Lucas Buono. DT: Rodolfo Della Picca

Árbitro: Carlos Stoklas.
Goles: No hubo.            
Cambios: 31' Leonel Corradino x Emir Ham (ACA), 45' Lucas Buono x Leonardo Baima (DEF), 63' Lázaro Romero x Julián Giménez (ACA), 73' Jonathan Osan x Emiliano Terzaghi (DEF), 82' Gonzalo Bozzoni x Matías Rojas (ACA)
Amonestados: Manuel Capasso (ACA), Gonzalo García (DEF), Lucas Buono (DEF), Matías Zacarías (DEF), Fernando Enrique (DEF).
La Figura: Ezequiel Aguirre (DEF).

COMENTARIO

Tuve que hacer memoria y esforzarme mucho para recordar cuando había visto un partido tan malo. Y por ahí se me apareció un Platense-Gimnasia y Tiro de Salta en el 81 o un más reciente Lamadrid-Ballester, en Devoto, en el 2015. Por supuesto que 0 a 0 ambos. Lo cierto es que este Acassuso-Defensores no le fue en zaga a aquellos dos ni mucho menos. Horrible lo hubiese calificado la revista Goles en los 80 y lo hubiese ilustrado con un hincha con pañuelo de cuatro puntas con cara de enojado.

Nada de fútbol. Porque los veintidós jugadores no consiguieron nunca dar dos pases seguidos. No construyeron jugadas que despertaran un aplauso ni un gesto de admiración. Los técnicos, dos viejos zorros del ascenso, Giunta y Della Picca mandaron a marcar y a destruir antes que a jugar. Para ganar este tipo de partidos, se sabe, hay que arriesgar. Pero si se toman riesgos, también se sabe, se puede perder. Y ni Blas ni Fito tenían en sus planes hacerlo.

Nada de Acassuso. Que jamás se enteró que jugó como local en Maschwitz y nunca tomó el protagonismo de nada. No propuso. Esperó y cortó. Metió y se conformó con el punto desde el inicio del segundo tiempo. Nada para destacar excepto lo correcto y prolijo que es en la marca la Negra Santana, el buen número 4 de Ssuso, y las buenas intenciones de Matías Rojas, el 8, que siempre intentó el pase a un compañero. Que malo habrá sido todo que con eso sólo le alcanzó.

Nada de Defensores. Que llegó con la mochila de seis derrotas al hilo. Que intentó más que el local pero no concretó nada. Sólo atisbos individuales del Topo Aguirre que es veloz y habilidoso pero juega a 40 metros del arco rival. Para la estadística: el primer remate al arco del partido fue un tiro de Aguirre a los 60 minutos. ¿Lo positivo? No perdió y cortó la racha de derrotas. ¿Lo real? Aunque hoy clasifique entre los ocho, ni el más fanático puede imaginar que jugando así va a ganar el octogonal.

Final. Me voy para el vestuario a hacer notas. ¿Para qué?, me preguntó. Me van a decir lo mismo de siempre… “luchado, trabado, la categoría es difícil, los equipos son todos parejos, lo importante es sumar…” Lo pienso bien y resuelvo: me voy a una placita a disfrutar el último sol de la tarde y a tomar mate con la familia…Por lo que hicieron Acassuso y Defensores no merecen dedicarle ni una línea más.

Reportó: Marcelo Ricardo Fernández

1 comentario:

Unknown dijo...

No te das acidez el mate?