viernes, 5 de mayo de 2017

De Riestra, por Nocaut


 DEFENSORES 0 DEPORTIVO RIESTRA 2
  
LA SINTESIS:
Estadio: Juan Pasquale
Horario: 20,05 horas
Fecha: 5 de mayo de 2017
Público: 2.500 personas aproximadamente.

Defensores de Belgrano: Albano Anconetani; Cristián Podestá, Luciano Goux, Martín Iglesias, Ivan Nadal; Fernando Enrique, Juan Manuel Sosa, Franco Aragón, Leonardo Baima; Ezequiel Aguirre y Andrés Soriano. DT: Rodolfo Della Picca.
Suplentes: Mariano Mittelman, Eduardo Talarico, Alexis Palacios, Lautaro Mur.
Cambios: 45' Lucas Buono x Andrés Soriano (DEF), 60' Sebastián Ereros x Martín Iglesias (DEF), 80' Leandro Ciccolini x Ezequiel Aguirre (DEF).

Deportivo Riestra: Carlos Morel; Leandro Moreyra, Daniel Silvani, Gustavo Benítez, Gastón Montero; Gabriel Bravo, Roberto Bochi, Mauricio Soto, Jonathan Goya, Mauro Ortiz; Nahuel Benítez. DT: Jorge Benítez
Suplentes: Sebastian Hernández, Sebastian Lamacchia, Jorge Visintini, Oscar Velasco. Cambios: 61' Braian Sánchez x Gabriel Bravo (RIE), 75' Leandro Collavini x Jonatan Goya (RIE), 90' Adrián Flores x Nahuel Benítez (RIE)

Arbitro: Paulo Vigliano
Goles: 3m Gonzalo Bravo, 88m Mauro Ortiz
Amonestados: Iván Nadal (DEF), Leandro Moreyra (RIE), Gastón Montero (RIE), Andrés Soriano (DEF), Jonatan Goya (RIE), Roberto Bocchi (RIE), Iván Nadal (DEF), Adrián Flores (RIE)
Expulsados: 73' Iván Nadal (DEF)
La Figura: Mauro Ortiz (DR).

Comentario: 

¡Que nochecita en el Bajo! Se enfrentaban uno de los que mejor juega en la categoría y cuarto en la tabla, el Deportivo Riestra contra el único escolta de Morón y tal vez el equipo más efectivo de la divisional, el sólido Defensores de Belgrano.

Y por una noche, Riestra se disfrazó de Defensores. Fue inteligente, pragmático, práctico, contundente… Encontró un gol cuando la gente todavía no se había acomodado en la platea del Juan Pasquale. Centro desde la derecha, dudas entre el fondo y Anconetani y el oportunismo de Gonzalo Bravo para poner al blanquinegro arriba a los 3 minutos.

Durante los siguientes 85 minutos, hubo un equipo que esperó de manera ordenada y otro que fue y fue con enjundia, esporádicas ideas y poco fútbol. Tal vez, Defe lo mereció empatar antes de que termine el primer tiempo, pero el travesaño una vez y una salvada providencial en otra ocasión se lo negaron.

La bandera del Dragón esta vez la llevaron los históricos de siempre. El empuje de Nadal desde el fondo, el manejo de Sosa, algún chispazo del Negro Enrique y algún pique en velocidad del Topo Aguirre. Poco. Faltó el final de casi todas las jugadas. Es que sin delanteros o con atacantes de muy bajo nivel no se puede. ¿No, Fito?

Del otro lado, el principal estandarte fue el orden. Las torres del fondo (Silvani y Benítez) sacaron todo lo que tiró Defe. De frente, al costado y también a la tribuna cuando las papas quemaban. En el medio, el blanquinegro de Pompeya tuvo al mejor de los 22, Mauro Ortiz. Despliegue, manejo, velocidad, pausa y hasta un gol para sentenciar el asunto.

El segundo tiempo de Defensores fue más flojo que el primero. Riestra se adelantó unos metros y a Defe le costó aún más generar jugadas de peligro. Entre algún penal reclamado por una mano indebida y excesivo juego brusco se fue desdibujando la tarea de Vigliano, aunque no incidió en el resultado.

Quien sí lo hizo, fue Mauro Ortiz, el mejor de la cancha y uno de los mejores de la B. Cuando faltaban dos minutos y el Dragón tiraba la toalla, le asestó un golpe de nocaut de esos que te dejan durmiendo en la lona. En la primera fila del ring side, un tal Gallo de Morón, sonriendo y murmurando: “esta vez no se me escapa”…

Reportó: Marcelo Ricardo Fernández

No hay comentarios: