domingo, 13 de febrero de 2011

Cero ideas

Defensores de Belgrano 0-Deportivo Armenio 0
LA SINTESIS
Estadio
: Defensores de Belgrano (Juan Pasquale)
Horario: 17 horas

Fecha: 12 de febrero de 2011
Público: 2000 personas aprox.
Defensores de Belgrano: Leonardo Griffo; Pablo Batallini, Martín Alberich, Leandro Martínez Montagnoli, Iván Nadal; Miguel Porcel, Gustavo Arce (58m Albano Becica), Carlos Santibáñez (54m Luis González), Jacobo Mansilla (68m Andrés Montenegro); Diego Coria y Daniel Giménez. DT: Rodolfo Della Pica.
Suplentes: Germán Oviedo, Pedro Bocca, Maximiliano Serrano, Fernando Cobián.

Deportivo Armenio: Carlos Bangert; Alejandro Reyes, Nicolás Perassi, José Bilibio, Marcos Torres; Mauro Frattini, Diego De La Vega, Cristián Quiñones; Alejandro Orsi (77m Sebastián López); Federico Pacheco (77m Roberto Moreira Aldana), Víctor Gómez (88m Leandro Benegas). DT Fernando Ruiz.

Suplentes: Matías Villalba, Sergio Luque, Adrián Galeano, Ricardo Blanco

Arbitro: Pablo Dovalo

Líneas: Raúl Lovato y Maximiliano del Yesso

Goles: No Hubo
Amonestados: Martínez Montagnoli y Alberich (DB); Perassi, Billibio, Frattini, De La Vega (A).

La Figura: Cristián Quiñones (A).
Comentario:

La insoportable levedad del ser se presentó en la tarde del Bajo Núñez, con un equipo local que adoleció de ideas y un conjunto visitante que cumplió a rajatablas con la premisa de aguantar, aunque de mostrarse mas atrevido se hubiese llevado una porción mayor de una torta con un sabor tan agrio, como el resultado final.

La trilogía Frattini, De La Vega, Quñones hicieron prevalecer el dominio en el mediocampo, porque en el local no funcionó Porcel jugando de ocho, Santibáñez tuvo un mal desempeño y opacó sus chances de permanecer como titular y Arce jugó uno de sus peores partidos desde que esta en la institución rojinegra. Por eso Defensores, que fue puro centro y nada mas, nunca inquieto gravemente a un seguro Bangert y la visita con un Orsi que jugaba un partido aparte (por el pasado que lo ligó con Excursionistas), intentaba ser la manija en la primera parte. Quiñones (el mejor de la cancha), tuvo dos chances, pero la mala fortuna le jugó una mala pasada y no pudo desnivelar. Defensores estaba impreciso, y todas las jugadas tenían como destino a Coria, que tuvo garra, pero le faltó un socio, porque Giménez luchaba sin sentido con la sobria tarea de Bilibio y Perassi. Así murió el primer tiempo, con la sensación de estar viendo una película que ya habían pasado en el Bajo Núñez. El segundo tiempo arrojó los mismos desaciertos a la hora de hilvanar situaciones en el local, mientras que la visita era ordenada y práctica para tratar el esférico. El entrenador Della Pica intentó un cambio de Timón con los ingresos de González, Becica y Montenegro, armando un 4-4-3, pero el concepto seguía siendo el mismo, centros y más centros estériles. Solo un remate de Montenegro desde afuera fue lo mas claro, un penal dudoso a Coria ignorado por Dovalo fueron las situaciones contabilizadas de riesgo para Defensores, mientras que Quiñones tuvo chances de convertir pero Griffo estuvo fino y sacó un cabezazo por arriba del travesaño. Entonces fue final, con un cero tan marcado, que fue regocijo para los visitantes y desazón para los locales. Porque los pocos recursos de Defensores fueron neutralizados en forma efectiva por la buena tarea del mediocampo de Armenio y este empate lo aleja de Atlanta, pero también lo aleja del buen juego, mientras que los dirigidos por Ruiz empiezan a creer en la salvación.

Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: