sábado, 23 de octubre de 2010

Vestuario de Sarmiento

El vestuario de Sarmiento estaba plagado de caras largas, pudimos dialogar con Pascutti brevemente: “Es el fútbol, la última jugada y en un tiro libre que rebota y la pelota le llega al que pateó y hace el gol, pero puede pasar” Después hizo hincapié en lo sucedido con la gente de Chicago: “Yo vengo de enterrar al marido de mi mamá, hace tres horas y tengo que aguantar a estos negros de mierda que te putean”. Acto seguido cuando se aprestaba a salir, supuestamente un colaborador de prensa de Chicago lo chicaneó con el resultado y el entrenador se puso cara a cara con el mismo y cuando estaba por propinarle una paliza, sus colaboradores lo separaron del mismo.
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: