sábado, 18 de septiembre de 2010

Vientos de cambio

Platense 1-Italiano 1
LA SINTESIS
Estadio: Platense
Horario: 17 horas.
Fecha: 18 de Septiembre de 2010
Público: 4.000 personas Aprox.
Platense: Alejandro Sánchez; Daniel Fuente, Silvio Duarte, Nicolás Foglia (72m Ramiro Fassi), y Eduardo Von Arx (ST Julián Cano); Juan Vinaccia (84m Nicolás Torres), Gastón Montero, Tomás Lanzini y Lucas Pusineri; Gonzalo Parisi y Facundo Diz DT: Marcelo Espina. Suplentes: Matías López, Walter Quintana, Juan Pablo Rial, Marcos Cáceres.
Italiano: Celso Capdevila; Ariel Martínez, Maximiliano Blanco (5m Maximiliano Blanco), Hernán González y Ezequiel Molina; Sebastián Gómez, Manuel Rodas (14m Carlos Ibáñez), Livio Prieto, Matías Roldan; Diego Leclercq y Esteban Herrera (68m Leandro Martínez). DT: Horacio Bongiovanni. Suplentes: Juan Manuel de La Fuente, Sebastian Lamacchio, Emiliano Ronconi, Mario Saccone.
Arbitro: Nicolás Lamolina
Líneas: Juan Spinatto y Jorge Díaz.
Goles: 46m Facundo Diz (P), 86m Ezequiel Molina (I).
Amonestados: 40m Manuel Rodas (I), 62m Tomás Lanzini (P), 81m Sebastián Gómez (I).
Expulsados: 77m Gonzalo Parisi (P) por juego brusco, 89m Silvio Duarte (P) por juego brusco.
La Figura: Juan Vinaccia (P).
Comentario:
Cuando todo hacía presagiar que la suerte estaría del lado del “calamar”, un toque fatal de injusticia sobrevoló la tarde fría de Vicente López, puesto que la visita con nada se llevaba algo.
Con la obligación de congraciarse con su público e intentar una victoria de local, así entendieron los jugadores de Platense que debían encarar este cotejo.
Desde el comienzo las sociedades entre Lanzini y Vinaccia daban resultado, a eso había que sumarle el buen criterio de Fuente para lanzarse al ataque por el costado derecho. Por su parte Italiano, tuvo que rearmar su esquema antes de los quince minutos de juego, debido a las lesiones de Blanco y Roldan, ambos con dolencias en la pierna derecha. A los cuatro Parisi tuvo la más clara de esta etapa, cuando un disparo suyo pegaba en el travesaño, cuando Capdevila estaba vencido. Siguió siendo más Platense, pero el partido era un fiasco, puesto que Italiano poco aportaba al encuentro. Sobre los treinta, un centro de Fuente cruzó toda el área y Vinaccia exigido remata cerca del palo de Capdevila. La primera aproximación seria de la visita ocurrió recién a cuatro minutos del final de la primera parte, cuando Leclercq corriendo en forma espectacular, ganó la banda izquierda, pero el centro no tuvo ningún destinatario y Sánchez no tuvo inconveniente en recoger el balón. Así finalizó el primer tiempo, con un equipo que no podía y otro que no sabía o no quería como convertir.
El segundo capitulo mostraría mas de lo mismo, Platense apostando todas sus fichas en ataque e Italiano expectante a la búsqueda de alguna pelota parada salvadora. Por eso cuando se jugaba el primer minuto de esta etapa llegó el gol, fue una jugada rápida en donde Vinaccia envió un centro y Diz con todas las libertades del mundo pudo convertir la apertura del marcador. Justicia, puesto que eran los dueños de casa quienes mejor trato de balón realizaban. No despertó de la siesta el “tano”, por el contrario siguió siendo mas Platense, a Parisi le sacaron un gol en la línea, un cabezazo de Foglia pegó en el palo, el dominio era absoluto Hasta el fatídico minuto treinta y dos, en donde Gómez y Parisi disputaron un balón pasando la mitad de la cancha y el jugador de Italiano desde el piso golpeó al de Platense generado un cabezazo del delantero “calamar” al del “azzurro”. Esto derivó en la expulsión de Parisi, mientras que Gómez no recibió ninguna sanción. Ahí se animó la visita, con más vergüenza que fútbol, salieron a vender cara la derrota. Cuando parecía que Platense sumaría de a tres, llego un corner que peinaron en el área de Sánchez y Molina libre de marcas metió un frentazo ante la estéril volada del portero local, transformándose en el uno a uno totalmente injusto. Luego llegó la expulsión de Duarte, para condimentar un poco mas la tarde, aunque no hubo tiempo para más. Platense debió ganar claramente, pero el perdonarle la vida a su oponente lo perjudico notablemente, mientras que Italiano se agrandó por las expulsiones de su rival, pero adoleció de juego y con este tipo de presentaciones navegará en la mitad de la tabla indefectiblemente.
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: