sábado, 24 de abril de 2010

Mi nieto preferido

Acassuso 2 –Los Andes 1
LA SINTESIS
Estadio: Platense (Local Acassuso)
Horario: 14 horas, 24 de abril de 2010
Público: 150 personas Aprox.
Acassuso: Gustavo Ruhl; Ezequiel Vicente, Rodrigo Alonso, Mario Musson, Damián Nieto; Federico Carneiro, Germán Mandarino, Pablo Manchini, Nicolás Fonzalida; Alfredo Abalos (70m Juan Coassini) y Leandro Romero (90m Jonathan Hansen). DT: Fabián Nardozza. Suplentes: Maximiliano Peruscina, Nicolás Martínez, Federico Santamarina, Leandro Romero, Matías Villarruel.
Los Andes: Walter Cáceres; Cristian Vega (78m Sebastián Matos), Patricio Grgona, Ignacio Celaya y Walter Alcaraz; Darío Ruiz (46m Martín Castagnino), Leandro De Muner, Alejandro Friedrich y Guillermo Ojeda; Luis Rodríguez y Daniel Gimenez. DT: Oscar Blanco. Suplentes: Luciano Díaz, Julián Bogao, Nicolás Martínez, Leonardo Fino, Facundo Coyra
Arbitro: Mauro Vigliano
Líneas: Gustavo Bambi y Claudio Geloso.
Goles: 4m y 39m Damián Nieto (A); 48m Daniel Gimenez (LA).
Amonestados: Vicente, Mandarino, Romero, Peruscina (A); Grgona, Fiedrich, De Muner, Gimenez (LA).
Expulsado: 93m Martín Castagnino por protestar. (LA)
La Figura: Damián Nieto (A).
Comentario:
Gracias a los regalos de los dos centrales visitantes, Acassuso consiguió una victoria que lo pone en carrera en sus aspiraciones para llegar al reducido en lo más alto. Los Andes perdió terreno para intentar subir directamente, aunque todavía sueña con acomodarse en las primeras posiciones.
Hubo un cambio radical de actitud en el local, de acuerdo a lo observado en partidos anteriores, porque salió con enjundia hacia el arco de Cáceres, intentando vulnerar su arco. A los tres minutos un tiro libre de Abalos pasó muy cerca. Pero un minuto después un corner bien ejecutado por Mandarino provoca un borbollón en el área que es bien capitalizado por Nieto que en forma poca ortodoxa consigue introducir el balón adentro del arco para establecer el uno a cero. La respuesta visitante fue inmediata, cuando un remate de Vega rozó el travesaño de Ruhl que acompañaba la pelota con la mirada. Mandarino se paró decididamente de enganche, armando una gran sociedad con Abalos, mientras que Manchini y Carneiro eran dos pulpos en la mitad de la cancha. Por su parte el equipo de Lomas, dependía casi exclusivamente a lo que pudiera generar Gimenez, puesto que había perdido la pulseada en la mitad de la cancha y los conductores eran absorbidos en la marca. Entonces llegó el show del error, protagonizado por Celaya y Grgona, que dieron todas las ventajas para que el rival llegara al segundo tanto. Casi convierte Carneiro sobre los treinta de juego, luego de una gran desinteligencia entre los centrales. Pero a los treinta y nueve una jugada calcada al primer gol, donde Abalos envió un centro al área, Vicente anticipó a Grgona y Celaya que solo miraba como Nieto nuevamente convertía el segundo tanto de su equipo y el segundo de su cosecha personal. Fue un golpe psicológico para los dirigidos por “cachin” Blanco, era notorio que tenían que barajar y dar de nuevo. Pero para cerrar este buen primer tiempo, Fiedrich con una chilena en el área local casi descuenta. Así finalizó la primera parte, con un marcador totalmente justo, y un Los Andes herido que iba a quemar las naves hasta el pitazo final. El ingreso de Castagnino por Ruiz le dio movilidad en el ataque al equipo de Los Andes. Por eso al minuto del complemento, una volea espectacular de Gimenez se colaba en el arco de Ruhl, para poner el dos a uno que ponía suspenso a la fría tarde de Vicente López. Ahí comenzó otro partido, porque mejoró mucho la visita de la mano de Castagnino. Tuvo tres claras Los Andes, primero Gimenez con un remate fuerte que pasó cerca, después, también Castagnino y Rodríguez quienes pudieron convertir, pero fallaron en la definición. Nardozza introdujo el cambio que todos ya conocemos, Coassini por Abalos, intentando tapar las subidas de los laterales. Quedaba muy poco tiempo de juego y Acassuso disponía del contragolpe gracias a los espacios que dejaba el conjunto del sur. Coazzini tuvo también las chances para conseguir el tercer tanto, pero en la primera solo frente a Cáceres, el volante se nubló y le regaló la pelota al arquero y en la segunda Ojeda salvó en la línea. Solo para la estadística fue expulsado Castagnino por protestar, cuando ya no le quedaba nada al partido. Fue triunfo del “quemero” por dos a uno, logrando reacomodarse en la recta final del torneo y demostrando que con actitud puede lograr grandes resultados, como el de esta tarde. Mientras que por el lado de Los Andes, la mala tarde de los centrales le jugó en contra, aunque regaló el primer tiempo y por eso perdió el encuentro.
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: