sábado, 27 de marzo de 2010

San Telmo que bien se te "B"

San Telmo 3 – Central Córdoba 0
LA SINTESIS:
Estadio: Comunicaciones (local San Telmo)
Horario: 16 horas, 27 de marzo de 2010
Público: personas 800 Aprox.
San Telmo: Juan Gambandé; Maximiliano Seevald, Julio Caldiero, Gabriel Ferreira, Nicolás Demaldé; Carlos Ramos, Emanuel Francés, Marcelo Lamas; Gustavo Sever (75m Jonathan Di Zeo); Maximiliano Ayala (69m Hernán Marando) y Pablo Vacaría (84m Maximiliano Badell) DT: Gerardo Reinoso.Suplentes: Juan Pablo Ferreyra, Víctor Gauto, Nicolás Dresll, Darío Gigena.
Central Córdoba: Juan Leguizamón; Gustavo Sosa, Fernando Torres, Emiliano Yocco, José Cárdenas (62m Diego Delmastro); Matías Litmanovich (74m Daniel Cigogna), Víctor Juárez, Federico Martínez (46m Ezequiel Petrovelli); Pablo Bezombe; Germán Real y Javier Mignaco. DT: Omar Santorelli
Suplentes: Roberto Lacerre, Juan Raponi, Francisco Cruz, Agustín Adorni.
Arbitro: Mario Prieto
Líneas: Carlos Coalizza y Cristian Ortego
Goles: 23m Nicolás Demalde (ST), 87m Hernán Marando (ST), 93m Carlos Ramos (ST).
Amonestados: Carlos Ramos, Marcelo Lamas, Gustavo Sever (ST); Fernando Torres, Emiliano Yocco, Javier Mignaco, Diego Delmastro (CC).
Expulsado: 90m Daniel Cigogna (CC) por juego brusco.
La Figura: Nicolás Demalde (ST)
Comentario:
La adrenalina que circundaba por la zona de Agronomía era palpable, había un estado de nerviosismo e incertidumbre, claro jugaban por todo. Intentando salir de esa maldita tabla de los promedios. Un poco mejor estaba San Telmo, por lo demostrado en el partido frente a Temperley, mientras que los rosarinos ajustaban un poco más la soga al cuello y solo les servía la victoria. Por eso al minuto de juego Leguizamón desde su arco envía un pelotazo para Real que con una media vuelta en el área provocó el revolcón de Gambande, siendo esta la primera jugada de riesgo para la visita. La misma situación se generó dos minutos mas tarde cuando nuevamente Real disparó fuerte, pero esta vez Gambande tuvo que apelar a todos sus reflejos para mantener el cero en su arco. Pero San Telmo tomó coraje y empezó a manejar los hilos en la mitad de la cancha con el gran trabajo de Ramos y Ayala. Por eso no extraño que a los siete minutos un disparo fuerte de Ramos diera aviso a la portería visitante, pero el remate pasó desviado desde inmejorable posición. La levantada de los dirigidos por Reinoso era notoria, porque Demalde era un tractor y ganaba permanentemente la pelea por las bandas y generaba riesgos cuando se asociaba con Ayala. Un tiro libre de Sever, casi encuentra destino de red, pero Leguizamón se anticipó y pudo retener el balón. Sin embargo a los veintitrés, otro tiro libre de Sever, que cedió para Demalde y el defensor con un potente remate venció la estirada de Leguizamón, para poner la justicia en la cancha de Comunicaciones. Luego del gol el dominio abrumador fue de los locales en donde fue contundente y estrelló dos pelotas en el palo. Los “charruas” mientras tanto, deambulaban por la mitad de la cancha, aunque Mignaco sobre el cierre pudo empatar, pero los reflejos de Gambande lo impidieron. Era exigua la diferencia, todo el gasto lo provocaba San Telmo, que gracias al buen funcionamiento colectivo borraba a su rival del terreno de juego. Así concluía el primer tiempo, con un solo equipo en la cancha, mientras que la actuación de los rosarinos era muy pobre. Por eso ingresó Petrovelli tratando de asociarse a Bezombe que estaba perdido e impreciso, pero ambos eran absorbidos por la marca de Frances y Lamas. Otra vez la primera chance la tuvo Real, cuando con el arco libre remató increíblemente afuera. Pero el “candombero” se paró muy atrás, haciendo peligrar la victoria, aunque eso no pasó por el poco peso rival en la zona de definición. Entonces los contragolpes fueron una constante para San Telmo, las bandas eran avenidas muy transitadas, pero Ayala estaba empecinado en hacer un gol notable y así vinieron los dolores de cabeza para Reinoso al ver que su equipo no definía el encuentro. Por eso el ingreso de Marando fue clave, porque le dio velocidad al ataque y sumo juego asociado en el mediocampo. Era cuestión de esperar para el segundo gol y una jugada espectacular de Demalde dejó solo a Marando que tuvo que empujar la pelota para poner diferencias de dos. Luego vendría la expulsión de Cigogna por una fuerte patada a Lamas. Marando y Badell se perdieron el tercero, pero la frutilla del postre llegó en el último minuto cuando Ramos con un zapatazo establecía el tres a cero final.
La sentencia de descenso, esta casi firmada para Central Córdoba, mientras que San Telmo goza del privilegio de la promoción.
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: