domingo, 21 de febrero de 2010

Ilusión interrumpida

Acassuso 0-Temperley 1
LA SINTESIS
Estadio: Platense (Local Acassuso)
Horario: 17 horas, 21 de febrero de 2010
Público: 300 personas Aprox.
Acassuso: Gustavo Ruhl; Nicolás Fonzalida, Rodrigo Alonso, Mario Musson, Ezequiel Vicente; Germán Mandarino, Miguel Amarilla (89m Luciano Rodríguez), Federico Carneiro, Nicolás Martínez (76m David Córdoba); Alfredo Abalos (83m Jonathan Hansen), Leonardo Romero. DT: Fabián Nardozza. Suplentes: Maximiliano Peruscina, Damian Nieto, Gonzalo Juárez, Bruno Otero.
Temperley: Federico Crivelli; Rodrigo Acosta (54m Víctor Güiñazu), Tomás Farina, Hernán Pagés, Cristian Quiñonez; Jesús Díaz, Facundo Tessoro, Emanuel Carreira 74m Mauro Boaglio); Sergio López; Cristián Benítez, Damián Salvatierra (66m Miguel Prado). DT: Jorge Vivaldo. Suplentes: Alejandro Medina, Lucas Hure; Luís Funes, Luciano Ursino
Arbitro: Germán Bermúdez
Líneas: Pablo Frezzotti y Gustavo Roszensajn
Goles: 89m Cristian Benítez (T)
Amonestados: Alfredo Abalos, Jonathan Hansen (A); Facundo Tessoro, Hernán Pages, Cristian Benítez, Sergio López, Damián Salvatierra (T)
La Figura: Federico Crivelli (T)
Comentario:
Un viejo proverbio de Almafuerte reza: “no te des por vencido ni aun vencido, trémulo de pavor piénsate bravo” y así lo entendió el equipo de Vivaldo, que en su peor momento saco fuerzas de donde no tenía para soportar los embates de Acassuso y con mucha valentía logró una victoria milagrosa.
Se notó la ausencia de Manchini en el local (había llegado a la quinta amonestación en el partido pasado frente a Estudiantes), porque Amarilla no tiene tanta marca y Martínez debe colaborar con la creación, por eso hubo un abismo en todas las líneas del equipo de Boulogne. Mientras tanto Temperley salió a jugar el partido con una postura expectante en los primeros minutos, con un buen trabajo de Tessoro y Díaz pero sin convicción para buscar el arco de Ruhl. Por eso salió un primer tiempo chato, donde el balón vivía permanentemente fuera de los límites del terreno de juego. Las jugadas de riesgo fueron repartidas, un cabezazo de Fariña pasó muy cerca y Romero no pudo conectar un centro de Mandarino que pasó cerca del arco de Crivelli. El entretiempo sirvió para refrescar conceptos, los entrenadores tuvieron la difícil tarea de convencer a sus futbolistas, de que este no era el camino para alcanzar los tres puntos. Los veintidós protagonistas fueron obedientes, puesto que la segunda parte mejoró ostensiblemente respecto a la primera. Así comenzó una seguidilla de opciones de riesgo para los dos clubes. En la primera llegada, Díaz remató desde afuera del área y su disparo pasó muy cerca. Inmediatamente llegaron jugadas consecutivas para el local, un remate de Carneiro salió cerca y en la jugada siguiente Mandarino se lo pierde por arriba del travesaño. Luego llegó el show de Crivelli con dos tapadas espectaculares, la primera cuando Martínez mano a mano encontró bien parado al arquero, que controló el balón con mucho esfuerzo y la segunda un cabezazo de Mussón abajo del arco que el portero visitante desvió en forma increíble. Parecía que el arco de Temperley no resistiría mas ataques, pero Vivaldo inteligentemente mandó a la cancha a Prado para desnudar las deficiencias de la última línea del “quemero”. El primer aviso del “gasolero” llegó a seis minutos del final cuando Benítez por izquierda casi convierte. Acassuso se jugaba el todo por el todo, pero se exponía a los contragolpes del rival y a dos minutos del cierre, una corrida maratónica de Prado desde la mitad de la cancha, quien cedió para Benítez, que solo frente al arquero vencía la resistencia de Ruhl, decretando el uno a cero. Absorto Nardozza no tuvo reacción a escasos instantes para el cierre del partido y veía como se le esfumaba el encuentro. En el cierre Prado disparo desde inmejorable posición, pero Ruhl contuvo sin esfuerzo. Bermúdez pitó el final y la historia quedó a favor del equipo del sur.
Queda para remarcar la audacia de Vivaldo que viendo que su equipo estaba siendo doblegado, quemó todas sus naves y encontró la miel de la victoria. La contratara es Acassuso que nunca pudo ser protagonista, regalando un tiempo y cuando le encontraba la vuelta al partido, llego el gol del rival
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: