sábado, 13 de febrero de 2010

Calamares en su tinta

Platense 2-All Boys 0
LA SINTESIS
Estadio: Platense
Horario: 17 horas, 13 de febrero de 2010
Público: 3000 personas Aprox.
Platense: Alejandro Sánchez; Jorge Martínez, Silvio Duarte, Pablo Nieva, Walter Zunino; Nicolás Torres, Marcelo Scatolaro, Pablo Rodríguez; Brian Robert; Diego Ceballos y Diego Nadaya. DT: Alberto Pascutti. Suplentes: Guillermo Hernando, Gastón Martina, Diego Churín, Facundo Melivillo.
All Boys: Nicolás Cambiasso; Cristian Vella, Fernando Fayart, Carlos Soto, Armando Panceri; Fernando Sánchez, Lionel Coudannes, Marcelo Vieytes; Matías Pérez García; Agustín Torassa y Mariano Campodónico. DT: José Romero. Sup: Lucas Di Grazia, Jonathan Ferrari, José Luis Gómez, Pablo Solchaga
Arbitro: Alejandro Toia
Líneas: Francisco Noguera y Diego Verlotta.
Goles: 17m. Ceballos (P), 40m Ceballos (P)
Cambios: En el primer tiempo, 21m. Leonel Pilipauskas por Nieva (P). En el segundo tiempo, antes de comenzar, Ariel Zárate por Vieytes (AB); 17m. Mauro Matos por Torassa (AB) y Emiliano Romero por Robert (P); 27m. Martín Madrid por Ceballos (P) y Juan Pablo Rial por Pérez García (AB).
Amonestados: Torres (P); Soto, Coudannes, Pérez García (AB).
La Figura: Pablo Rodríguez (P)
Comentario:
Impresionante victoria de Platense, con mucho carácter y solvencia, ante un rival errático y carente de ideas, donde su mediocampo realmente faltó a este compromiso.
La imperiosa necesidad de escapar de los últimos puestos en la tabla de los promedios, no conspiró contra el juego del local, desde el inicio el “calamar” adoptó una posición agresiva en el juego, mientras que All Boys intentó tener el rol de protagonista, aunque nunca lo consiguió. Pero el intento de dominio de los dirigidos por Romero solo duró cinco minutos, porque los dirigidos por Pascutti se pararon a las espaldas de Coudannes y por ese sector Rodríguez se floreó y desplegó un fútbol vistoso. Las primera aproximación seria no tardó en llegar, cuando Nieva con un cabezazo casi vence a Cambiasso, que con esfuerzo envió la pelota al corner. Pero en la jugada siguiente llegaría el gol, cuando un centro de Rodríguez fue interceptado por Ceballos, su disparo dio en la humanidad de Fayart desviando la trayectoria de la pelota y transformándose en el uno a cero que abría el encuentro. Tibiamente los de Floresta salieron de su letargo, sin embargo la última línea de Platense estaba firme, a pesar de la lesión de Nieva (en su lugar ingresó Pilipauskas). Los visitantes perdieron la brújula y los dirigidos por Pascutti llegaban al área mano a mano con los defensores. Nadaya tuvo el segundo en una jugada espectacular, pero la pelota rozó el palo ante el delirio del público presente. El segundo tanto llego finalizando la primera parte, cuando Zunino y Rodríguez se asociaron cediendo el balón para Ceballos, que con un taco convertía su segundo tanto personal, para que Platense ampliara la ventaja. Siguió el monopolio del local en el traslado del balón y la cancha se fue inclinando hacia el arco defendido por Cambiasso, quien le tapó un remate furibundo a Robert y en la jugada siguiente Nadaya remató desviado desde inmejorable posición. Así concluyó el primer tiempo, con un solo equipo en la cancha, con un fútbol por momentos de alto vuelo para el “marrón” y un paupérrimo desempeño para la visita. Por eso el entrenador Romero dispuso la entrada de Zarate en lugar del desdibujado Vieytes, para crear situaciones, puesto que Campodonico estaba aislado y confundido. Platense le cedió terreno a All Boys, para salir rápido de contraataque. Nadaya tuvo la primera pero su remate fue bien controlado por el arquero. En ese momento se despertó All Boys, porque Sánchez se paró cerca de Coudannes, mientras que Zarate lo asistía a Campodonico. Precisamente el delantero tuvo la más clara cuando quedo solo frente a Sánchez, pero su remate salió desviado. Platense se fue metiendo demasiado atrás y despilfarrando cada ataque que tuvo ante la desesperación del rival, mientras que All Boys se quedó sin ideas. Después empezaron los roces entre los jugadores que el árbitro no castigó y las fricciones fueron moneda corriente hasta el final del partido. El dos a cero final, reflejó la autoridad del local para buscar el partido en la primera parte y luego regularlo en la segunda parte. Por su parte los de Floresta que si ganaban se ponían en zona de ascenso directo, hoy dieron un paso en falso y perdieron merecidamente ante un rival que fue muy superior.
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: