martes, 1 de diciembre de 2009

Partido Acassuso-Defensores

Acassuso 1 – Defensores de Belgrano 0
LA SINTESIS
Estadio: Defensores de Belgrano
Horario: 17 horas, 01 de diciembre de 2009
Público 150 personas Aprox.
Acassuso: Gustavo Ruhl; Nicolás Fonzalida, Rodrigo Alonso, Ezequiel Vicente, Damian Nieto; German Mandarino, Pablo Manchini, Federico Carneiro, Nicolás Martínez; Luciano Rodríguez, Leo Romero DT: Fabian Nardozza. Sup: Maximiliano Perucina, Gonzalo Juárez, Bruno Otero, Alfredo Abalos
Defensores: Raúl Sanzotti; Ricardo Villalba, Leandro Martínez Montagnoli, Pedro Bocca, Pablo Batallini, Marcelo Marzoratti, Maximiliano Serrano, Maximiliano Ceratto Juan Pablo Rocchi; Mauricio Conocchiari y Javier Molina. DT: Rodolfo Della Pica. Sup: German Oviedo, Luciano Nebot, Iván Nadal, Jonathan Villalba, Martín Batallini
Arbitro: Fernando Echenique
Líneas: Walter Insaurralde y Mauricio Flores
Goles: 66’ Romero (A) de penal
Cambios: Hansen x Romero, Villarroel x Rodriguez, Musson x Mandarino (A); Parodi x Ceratto, Platero x Martinez Montagnoli (D)
Amonestados: Fonzalida, Manchini (A); Rocchi, Martinez Montagnoli, Bocca, Parodi (D)
La Figura: Germán Mandarino (A)
Comentario:
Era el típico partido de cero a cero, donde no abundaban las situaciones, puesto que no se suscitaban, no se daban dos pases seguidos y el balón era revoleado por aire y tierra sin un destino aparente. Los estoicos hinchas, dueños de una gallardía infranqueable, recordaban viejas glorias de antaño, mientras relojeaban un encuentro patético, en donde el árbitro estuvo a la altura de las circunstancias por sus graves errores de interpretación.
Por donde empezar, pensábamos los cronistas, a la hora de desandar la historia de este partido, quizás el penal no cobrado por el juez del encuentro a favor de Defensores comenzado el partido, en perjuicio de Ceratto por una mala salida de Ruhl, pudiera haber influido en el resultado. Conjeturas, porque jugaron muy mal los dos, sobre todo la visita que no hizo pie y falló en la resolución de las jugadas casi consecutivamente. Por su parte Acassuso tiene un libreto y se aferra a rajatabla, Manchini y Carneiro son dos perros de presas y ceden para Mandarino que rompe la hegemonía de la mencionada mediocridad, con su buen tino para el trato del balón. Tristemente vimos la primera etapa sin llegadas, sin arcos y con la necesidad de irnos al descanso para no quedarnos profundamente dormidos. El segundo capitulo nos mostró la lesión de Ceratto (golpe en la rodilla) y la entrada de Parodi para reforzar la faz ofensiva. El delantero se desempeñó correctamente y genero espacios para que Molina tuviera mas oxigeno y no peleara tan solo. Un tiro libre de Villalba que Ruhl despejo al medio del arco y un cabezazo de Bocca de espalda al arco, pusieron un condimento a la tarde gris. El local no tenía el dominio del mediocampo como en la primera parte y todo se hacia mas difícil. Pero ahí aparecieron los errores de Echenique, cuando en un forcejeo común entre Martinez Montagnoli y Romero en el área visitante lo sanciona con penal. Fue una jugada viciada de nulidad, pero al número nueve de Acassuso poco le importó y decreto el uno a cero ante la inútil estirada de Sanzotti. A partir de ahí Defensores buscó a puro centro y chocó siempre con la última línea de Acassuso. Dos errores más del árbitro llegaron cuando Mandarino en posición permitida convertía, sancionando un offside inexistente y un penal no convalidado cuando Concocchiari era derribado en la puerta del área, siendo sancionada la misma pena pero fuera de allí. Así concluyó un partido que era empate clavado, pero por un fallo injusto, uno de los dos terminó en ganancia. Aunque debemos ser honestos, los dos tendrán que mejorar y mucho para estar arriba, porque jugando así terminarán matando al fútbol de Ascenso.
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: