miércoles, 9 de diciembre de 2009

Defensores lo desmoronó

Defensores de Belgrano 3 – Morón 1
LA SINTESIS
Estadio: Defensores de Belgrano (Juan Pasquale)
Horario: 21 horas, 08 de diciembre de 2009
Público: 1200 personas aprox.
Defensores de Belgrano: Raúl Sanzotti; Pablo Batallini Ricardo Villalba, Leandro Martinez Montagnoli, Iván Nadal, Marcelo Marzoratti, Juan Pablo Rocchi, Maximiliano Ceratto, Leonardo Luppino; Mauro Conocchiari, Javier Molina. DT: Rodolfo Della Pica. Sup: German Oviedo, Luciano Nebot, Jonhatan Villalba, Martín Batallini.
Morón: Alejandro Migliardi; Julián Cano, Daniel Cerruti, Guillermo Báez, Gustavo Echeverría; Marcelo Vega, Hernán Bruno, Nahuel Chacón; Gerardo Martinez; Nicolás Falcsuk, Tulio Etchemaite. DT: Vicente Stagliano. Sup: Guillermo Stucky, Maximiliano Arauz Lazaga, Ezequiel Zelaya, Jonhatan Larrosa.
Arbitro: Gastón Meineri
Líneas: Gerardo Carretero, Felix Viña.
Goles: 03’ Conocchiari (D), 28' Luppino (D), 43' Villalba (D); 49' Sanzotti e/c (M)
Cambios: Nebot x Luppino, Serrano x Ceratto, Parodi x Conocchiari (D); Gonzalez x Echeverria, Lovera x Bruno, Lenci x Etchemaite (M)
Amonestados: Sanzotti, Rocchi (D); Vega, Gonzalez (M)
La Figura: Javier Molina (D)
Comentario:
Un excelente partido jugó Defensores, ganado con total solvencia de principio a fin, con una madurez colectiva no vista en los encuentros anteriores, un doble cinco que surtió efecto y mucha movilidad en toda la cancha. Por su parte la visita nunca encontró el fútbol y solo pudo tener la pelota en contadas ocasiones.
El famoso gol que llega desde el vestuario, hizo su presentación en la calurosa noche del Bajo Nuñez, a los tres minutos de la primera parte, una apilada impresionante de Nadal ante los hombres de Morón, dejó mano a mano a Conocchiari ante la soledad de Migliardi, para establecer el uno a cero que abría el encuentro. Ahí se consolidó el mediocampo de Defensores, gracias a las buenas actuaciones de Rocchi y Marzoratti, sumado al gran desempeño de Molina, corriendo, jugando y asistiendo a sus compañeros. Morón estaba desorientado, nada le salía bien, se veía superado en todas sus líneas y la defensa cometía error tras error, por eso antes de los veinte Stagliano sacó a Echeverria para poner a Gonzalez. Dos jugadas calcadas se sucedieron luego, cuando Molina le pego desde afuera del área y su remate salió desviado, mientras que Luppino en la misma posición casi convierte. Esto sería el presagio del segundo gol, porque a los veintiocho Molina le baja una pelota a Luppino que con un fuerte remate pone diferencias de dos. Esto fue la debacle para el “gallo”, porque este tanto lo desmorono y agrandó al local, que mostró pura magia desde los pies de Molina y con rendimientos altísimos como los de Nadal, Rocchi y Marzoratti. Tres situaciones tuvo el local para marcar nuevamente, cuando Conocchiari cara a cara con el arquero disparo afuera, enseguida Cerutti casi vence a su propia valla y Molina disparó desviado luego de una gran jugada suya. No podía resistir mas el arco de Migliardi, por eso cuando finalizaba el primer tiempo un corner de Luppino es bien conectado por Villalba para establecer el tres a cero, acorde a lo visto hasta allí. Enseguida Martinez reventó el travesaño, siendo la mas clara del “gallo”.Así finalizó el calvario de la primera parte para Morón, donde literalmente fue borrado de la cancha por un Defensores brillante y efectivo. Para el complemento ingresaron Lovera y Lenci para intentar la utopia de emparejar las acciones de juego. Cuando el reloj marcó los cuatro de la etapa final, Falczuk envía un centro intrascendente y Sanzotti se confía y la pelota se le escurre de las manos para convertirse en el descuento de Morón, sin merecerlo. Defensores se fue metiendo atrás, pero su rival no tenía ideas para buscarlo, por eso hasta los veinte el partido cayó en un pozo, aunque Morón intento buscar un nuevo descuento, pero sin armas para conseguirlo. La más clara de la visita fue un centro de Chacon, que Cano estrello en el palo. Defensores se paró decididamente de contragolpe, los ingresos de Tarabini, Serrano y Parodi nos mostraron la intención del entrenador, cerrar el partido. Para concluir, dos jugadas para cada uno; Molina en una gran maniobra individual cedió para Parodi que no llegó a conectar abajo del arco, un disparo de Serrano desde afuera del área fue bien conjurado por Migliardi, mientras que Lovera exigió a Sanzotti que con esfuerzo mando al corner el disparo y en la última situación Lenci se pierde el tanto debajo del arco. Ahí Meineri (de perfecta labor), concluyó el encuentro.
Con total justicia ganó Defensores, amplio dominador del juego, dando cátedra por momentos, borrando a un Morón apático e inexpresivo. Gracias a esta actuación, en el Bajo Nuñez podrán brindar por el buen fútbol, en una actuación notable.
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: