sábado, 7 de noviembre de 2009

Por una cabeza

Defensores de Belgrano 1 – Atlanta 0
LA SINTESIS
Estadio: Defensores de Belgrano Juan Pasquale
Horario: 14 horas, 7 de noviembre de 2009
Público: 1000 personas Aprox.
Defensores de Belgrano: Raúl Sanzotti; Martín Alberich, Ricardo Villalba y Pedro Bocca; Pablo Batallini, Jonathan Páez y Juan Pablo Rochi; Martín Asencio y Leonardo Luppino: Maximiliano Ceratto y Javier Molina. DT: Salvador Daniele. Sup: German Oviedo, Leandro Martinez Montagnoli, Nicolás Ruiz, Iván Nadal
Atlanta: Rodrigo Llinas; Gastón Lolli, Carlos Arancibia, Carlos Izquierdoz, Juan Segovia; Martín Palisi, Guido Rutili, Raúl Quiroga; Miguel González; Leandro Martínez y Javier Martino. DT: Javier Alonso. Sup: Fabián Moyano, Fabián Cherro, Luis Catalán, Gabriel Alderete.
Arbitro: Pablo Dovalo
Goles: 90’ Ceratto (DB)
Cambios: Conocchiari x Luppino, Platero x Ascensio, Marzoratti x Páez; Guzmán x Martino, Cubilla x Quiroga, Galeano x Palisi (A)
Amonestados: Páez, Molina, Ascensio (DB); Arancibia, Rutili, Izquierdoz, Cubilla (A)
La Figura: Pedro Bocca (DB)
Comentario:
Las falencias que arrastraban ambos conjuntos antes de empezar el encuentro, fueron plasmadas en este cotejo. Defensores no encuentra un patrón de juego cuando juega en su estadio, mientras que Atlanta adolece de la ineficacia de sus delanteros.
Con la imperiosa necesidad de revindicarse frente a su público, el local salió como una tromba hacia el arco defendido por Llinas (con paso por Defensores). Por eso al minuto Luppino envía un centro desde la izquierda al área, que es peinado por Molina para la llegada de Batallini que no pudo darle potencia al remate, permitiendo la intervención del arquero. Pero este síntoma de buen juego seria como el viento en las manos, intangible e imperceptible para el ojo humano puesto que luego de esta acción Defensores no arrimó peligro hacia el arco visitante. Los “Bohemios” entendieron que todas las pelotas debían pasar por los pies de González, para encontrar la claridad, pero su búsqueda hacia el gol era dilapidada por Martinez, que resolvía de manera displicente. Dos disparos desde media distancia de González fueron lo más peligroso del primer tiempo para el equipo de Javier Alonso (está en duda su continuidad). Defensores tenía cortado el circuito Luppino-Ascensio gracias al buen trabajo de Rutili en la mitad de la cancha y le era imposible hilvanar una jugada de peligro. Cuando se nos terminaron a todos los presentes las gotas para el dolor de ojos, concluyó la etapa inicial con sabor a muy poco. El comienzo del segundo tiempo, trajo aparejado una búsqueda inconstante de Defensores por llevarse el triunfo, pero con graves problemas a la hora de defender en ataque. El mediocampo local jugó uno de los peores partidos del campeonato y todo se reducía a algún cabezazo de Molina o explotar la velocidad de Ceratto, pero nadie colaboraba con la creación haciendo fácil el trabajo de Llinas. Mientras que Atlanta apostaba a lo que pudiera generar González, pero sin ideas en el área. A pesar de esto Luppino la tuvo en dos ocasiones, un disparo abajo del arco que pego en el palo y un remate que pego en el travesaño. La visita tuvo la más clara, cuando Páez salvó en la línea un disparo de Palisi. En ese momento se agigantó la figura de Bocca que colaboró permanentemente en ataque, y defendiendo los contragolpes mano a mano aun lesionado (esguince de rodilla).Pero cuando todos murmuraban sobre otro empate, con tiempo cumplido Sanzotti sacó de arco arco, la pelota le llego a Molina quien la peino para la entrada de Ceratto que con un cabezazo venció la resistencia de Llinas poniendo el uno a cero, desatando la locura de la parcialidad roja y negra. No hubo tiempo para mas, fue victoria para el “dragón” sin sobrarle nada, por momentos jugando muy mal y en otros haciendo un esfuerzo superlativo en defensa para sostener el cero en su arco, mientras que Atlanta tiene material, pero carece de un goleador que pueda concretar todo lo bien que realiza en la previa.
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: