domingo, 15 de noviembre de 2009

Atlanta 1 - San Telmo 0
LA SINTESIS
Estadio: Atlanta Horario: 17 horas, 14 de noviembre de 2009
Público: 1500 personas Aprox.
Atlanta: Rodrigo Llinás; Carlos Izquierdoz, Carlos Arancibia, Juan Segovia; Gastón Lolli, Guido Rutili, Juan Galeano, Raúl Quiroga; Miguel González; Leandro Guzmán y Walter Cubilla. DT: Javier Alonso. Sup: Fabián Moyano, Luis Catalán, Rodrigo Marecos, Leandro Martinez.
San Telmo: Juan Gambandé; Maximiliano Seevald, Gabriel Ferreira, Nicolás Demaldé; Carlos Ramos, Víctor Gauto, Emanuel Francés, Leandro Scornaienchi; Gustavo Sever; Brian Fuentes, Hernán Marando. DT: Gerardo Reinoso. Sup: Juan Ferreira, Marcelo Lamas, Ignacio Bernuez, José Herrero.
Arbitro: Gastón Meineri
Líneas: David Idiart, Gerardo González
Goles: 47’ Carlos Izquierdoz (A)
Cambios: Cherro x Galeano, Mociulsky x Cubilla, Acosta Cabrera x Guzmán (A); Mendoza x Demalde, Di Zeo x Ramos, Bernuez x Seevald (ST).
Amonestados: Lolli (A); Seevald, Demalde, Gauto, Mendoza (ST)
Incidencias: 42’ expulsado Arancibia (A) por juego brusco; 76’ expulsado Mendoza (ST) por doble amonestación.
La Figura: Carlos Izquierdoz (A)
Comentario:
Con cuanto acierto planteo el partido el entrenador Javier Alonso, diametralmente opuesto a lo observado la semana pasada cuando cayó con Defensores. Para ese partido el técnico apostó al centro al área, para un cabezazo salvador de Leandro Martinez, que realmente no tuvo frutos. Esta vez puso a dos delanteros para jugar por abajo como Cubilla y Guzmán y el ingreso de Galeano para auxiliar al mediocampo y ceder balones para las pinceladas del “mágico” González, que abastecía con la calidad que nos tiene acostumbrada a los atacantes. Por el lado de San Telmo, no encontró respuestas en toda la tarde, desarticulado totalmente, adoleciendo en el nacimiento de la construcción de las jugadas y con la merma en el rendimiento de sus volantes, fue facilitando la tarea de Atlanta a lo largo de la tarde.
Fue todo de Atlanta en la primera etapa, Lolli se hacía un picnic por la zona de Demalde, González participaba activamente en todas las jugadas, pero la visita se abroquelaba bien en el fondo y aguantaba los embates “bohemios”. A los siete un centro de Lolli para Cubilla fue anticipado por Demalde, que casi convierte en contra de su propia meta, pero los reflejos de Gambande impidieron la apertura del marcador. Cinco minutos más tarde, un pase milimétrico de González para Galeano fue bien conjurado por el uno de la visita. Cerca de los veinticinco minutos llegó la primera para San Telmo, cuando Fuentes remató entrando por derecha, obligando a Llinas a enviar la pelota al corner. A partir de ahí, el encuentro entró en una grieta, el roce y la pierna fuerte se hicieron protagonista de la tarde y gracias al paupérrimo arbitraje de Meineri, la violencia siguió su curso. A pesar de esto Arancibia recibió roja directa, luego de propinarle un codazo a Marando, dejando a los locales con uno menos antes de que finalice la primera parte. La última de la primera parte estuvo a cargo de Marando, que entrando al área remató, pero Llinas envió la pelota al corner. Con cambios volvieron para disputar la segunda parte, Cherro ingresó por Galeano para rearmar la defensa y Mendoza hizo lo propio por Demalde que estaba amonestado. Al minuto del complemento, una clara falta en la puerta del área fue sancionada por el arbitro, González se hizo cargo de la misma rematando con mucha furia, Gambande no pudo contener y el rebote lo tomó Izquierdoz que abajo del arco estableció el uno a cero merecido. Tocado en su amor propio, San Telmo salió decidido a empatarlo, pero chocó siempre con la gran tarea de Izquierdoz en el fondo y el buen trabajo de Rutili, inclusive fue Atlanta quien contó con las mejores jugadas de gol, lo tuvo Cubilla pero remató desviado, Acosta Cabrera disparó sobre la humanidad de Llinas que envió el esférico al corner. La visita no tuvo ninguna clara, todo eran centros sin destino y la mala fortuna le jugó una mala pasada cuando Mendoza vio la roja por reclamar airadamente (Meineri no castigó con la misma severidad las incontables patadas del partido). No hubo tiempo para nada más y Javier Alonso celebró el resultado por lo expuesto dentro del campo de juego, mientras que en San Telmo deberán buscar rápido respuestas, para no caer en puestos de descenso.
Mariano de Luzuriaga

No hay comentarios: