martes, 23 de mayo de 2017

Derrota Digna


Talleres 1- Defensores de Belgrano 0 (Copa Argentina)

 
Síntesis:

Fecha: 23 de mayo del 2017.

Horario: 18 hs.

Estadio: Nuevo Monumental (Atlético Rafaela).

Público: 5500 aproximadamente.

Talleres: Guido Herrera, Leonardo Godoy, Javier Gandolfi, Carlos Quintana, Guillermo Cotugno, Leonardo Gil, Pablo Guiñazú, Emanuel Reynoso, Victorio Ramis, Sebastián Palacios, Gonzalo Klusener. DT: Fran Kudelka. 

Suplentes: Mauricio Caranta, Wilfredo Olivera, Ivo Chaves, Fernando Godoy, Nicolás Giménez, Jonathan Menéndez, Ezequiel Rescaldani.

Cambios: Palacios por Godoy, Ramis por Menéndez.

Defensores de Belgrano: Albano Anconetani, Cristian Podestá, Luciano Goux, Martín Iglesias, Ivan Nadal, Fernando Enrique, Juan Manuel Sosa, Lautaro Mur, Leonardo Baima, Ezequiel Aguirre, Juan Ortiz López. DT: Rodolfo Della Picca. 

Suplentes: Mariano Mittelman, Eduardo Talarico, Matías Zacarías, Alexix Palacios, Leandro Ciccolini, Emiliano Tersaghi, Lucas Buono. 

Cambios: López por Buono, Baima por Tersaghi. 

Árbitro: Pablo Diaz. 

Amonestados: Carlos Quintana(T), Leonardo Gil(T), Juan Manuel Sosa(D).

Expulsados: No hubo. 

Goles: Gonzalo Klusener 43´PT (T).


Comentario:
 
Frases hechas: “Lo importante es competir”, “Nos faltó concretar todo lo que generamos en  las áreas”, “Fue una derrota digna”… Precisamente a esta última expresión se acerca al análisis y al pensamiento del hincha de Defensores de Belgrano que se dio una vuelta por Rafaela y observó la derrota del equipo de Fito Della Picca ante el poderoso Talleres de Córdoba.
Y la historia podía haber arrancado diferente si en el minuto uno esa media chilena del Negro Enrique desviada por Ortiz López traspasaba la línea del arco tallarín. Estuvo a milímetros, por lo menos para el árbitro Pablo Díaz.

En el primer tiempo se dividieron el protagonismo. Un rato Talleres, otro rato Defensores… Eran cómo ráfagas de diez minutos que hacían que las emociones cambien de lado. Si evaluamos la calidad de los ataques hay que decir que el “albiazul” que milita en Primera División fue más profundo. Anconetani tuvo que volar una vez para salvar el cero y hasta en una jugada rápida le anularon un gol a los dirigidos por Kudelka.

Cuando Talleres la tenía se notaba la diferencia de categoría: la técnica en el trato del balón, los pases largos y precisos, el termómetro que le pone al partido el Cholo Guiñazú en la mitad de la cancha, la velocidad de Palacios y la amenaza permanente de Ramis y Klusener hacían que el equipo cordobés sea un poco más.

Y atento que Defe no fue mucho menos. Tuvo al Negro Enrique como emblema. El mejor, inclusive, de la cancha. Se multiplicó en defensa, en la creación y el ataque para generar peligro. Con el Topo Aguirre, como dos llaneros solitarios. Bancados por el pibe Mur en el medio. Bien. Pero poco para enfrentar a un equipo de primera.

El sueño duró hasta los 43 minutos. Mano de Goux en el área y penal para Talleres. Klusener lo cambió por gol. Empezaba otro partido de los que más le cuestan jugar a Defe. Tratar de hacer un gol. De hecho, metió uno sólo en los últimos seis partidos.

Y así transcurrió el segundo tiempo. Defensores con actitud yendo a buscar el empate y Talleres metiendo estiletazos profundos que lastimarían hasta un equipo de primera. Un cabezazo de Klusener en el travesaño, un remate de Palacios que se fue ahí nomás y otra volada de Anconetani evitaron que la diferencia fuera mayor. Igual lo del Dragón fue  digno y sostuvo la esperanza de empatar hasta el final.

El Tallarín celebró su permanencia en Primera pasando de fase en la Copa Argentina donde se medirá con Gimnasia y Esgrima de Mendoza. Defe tuvo una “derrota digna” si es que las hay. Jugando con la actitud de ayer seguramente le irá bien en la seis fechas que faltan para terminar el torneo. Para ganar el Reducido, además de poner, correr y marcar deberá jugar un poco mejor…

Reportó: Marcelo Fernández

No hay comentarios: